¿Tomar agua me hace mejor en la cama?

Una vez que se habla de explorar, mantener y explotar los sentidos en el ámbito sexual, la mayoría pensamos en los juguetes sexuales o afrodisíacos, sin embargo, ignoran que el agua puede ser el componente perfecto para ayudarte a lograr una vida íntima placentera y sana. El especialista Colin Wilson -trabajador del Centro Water Wellpoint– por medio de una investigación dedujo que beber agua suficiente beneficia a la líbido de las personas, sobre todo si esta es agua osmotizada, para lograr esta deducción contó con el apoyo de muchas compañías dedicadas a este rubro comercial, como Star Holding entre otras más.

La hidratación tiene un gran impacto en el deseo sexual de los hombres y mujeres. En el hombre permite la regulación arterial y además mejora el flujo sanguíneo de las extremidades, lo que permite tener una satisfactoria y duradera erección. Por su parte en las mujeres la función del agua es un poco más compleja, pues es capaz de fortalecer las membranas mucosas del área vaginal, mejorando el sistema cardiovascular y funcionamiento de las vías urinarias, todo ello funciona en conjunto para permitir mejoramiento del desempeño sexual por horas y horas.

Otra investigación realizada por la Universidad de Johns Hopkins ha demostrado que beber líquidos disminuye la sensación de fatiga, y regula los niveles de energía necesarios a lo largo del cuerpo. La deshidratación por lo tanto tiene gran influencia en el deseo sexual y el gozo del placer producido en la intimidad, si quieres un mejor desempeño entonces asegúrate de consumir todo el agua que necesites, sin duda este elemento tiene un papel importante en la percepción de las sensaciones eróticas.

A su vez una investigación realizada por el  Observatorio de Hidratación y Salud de España (OHS), demostró que si no consumes agua o no repones la que has perdido durante un encuentro sexual, se afectan de manera directa el rendimiento intelectual y neuronal necesario para sentir y proveer placer. La experta en sexualidad Elsy Reye de dicha organización, desglosa 3 puntos en las que la deshidratación es capaz de alterar la intimidad de una pareja:

  1. Deseo: La secreción ininterrumpida durante el encuentro de las hormonas sexuales permiten que tu deseo y líbido se mantenga elevados, pero esta función del cuerpo sólo puede mantenerse si posee la suficiente cantidad de agua y oxígeno en sangre. Al estar deshidratado simplemente tu deseo se disminuye, evitando que tengas un encuentro sexual placentero desde el principio hasta el final.
  2. Lubricación: Las glándulas de Bartolino que se encuentran a cada lateral del vestíbulo vaginal, se encuentra a cargo de humedecer los labios menores y la vagina preparándose para la penetración, de esta manera puedes también masajear el área sin hinchazón o rozaduras. Para lograr que estas glándulas secreten todo lo necesario para una noche de placer necesitas mantenerte hidratada
  3. Besos: Una boca totalmente reseca es igual de desagradable que dar besos demasiado acuosos o tener mal aliento. Aunque no lo creas el beso es primordial en la conexión con el erotismo y la respuesta vulvar, por lo tanto si la boca se encuentra seca la vagina estará hecha un desierto.

Deja un comentario