Lesiones por exceso de sexo

El sexo puede ser una experiencia de conexión entre dos personas que desean estar juntas, pero a veces pueden enviarte directamente hospiten donde te atenderán súper rápido y sin problemas, pero quizás te dé un poco de pena. Aunque no lo creas las relaciones sexuales, pueden llegar a ser un poco molestas y afectar de forma directa nuestro estado de salud,   es por eso que en esta oportunidad conoceremos cuales son las lesiones más comunes en esta área.

Por lo general los más perjudicados en estos son los hombres, casi siempre pueden terminar con sus partes lastimadas e incluso con otros problemas de salud.

Fractura de pene

Comenzamos con una lesión que no es para nada agradable, en lo que respecta a los caballeros, esto puede ocurrir por un exceso de fuerza durante el coito. Aunque parezca algo muy aislado la verdad es que suele pasar mucho, muchas parejas han llegado a experimentar este molesto accidente. Esta lesión ocurre justamente en el punto más alto de la actividad y puede deberse a un movimiento brusco de la mujer de manera incansable. Una lesión, que debe atenderse de  inmediato, ya que la forma del pene podría verse perjudicada seriamente.

Desgarre del frenillo

De nuevo los hombres sufriendo, el conocido frenillo, es una especie de malla de tejido elástico, que se encuentra justo por debajo del grande, su función es siempre controlar los movimientos del pene. Esta parte es la más sensible del hombre, y la que más placer le produce. Esta lesión puede originarse debido a una potente fricción con la vagina, esto puede hacer que el freno se desgarre. Este dolor es muy fuerte e incluso en el momento puede haber algún tipo de sangrado. En este momento de correr a Hospiten a que te atiendan de forma rápida.

Problemas en la espalda

La espalda puede verse seriamente dañada debido a los movimientos. Si tienes problemas a nivel de la zona lumbar o de la columna completa al momento del sexo esto puede jugarte en contra. Si te esfuerzas demasiado podrás terminar con un desgarre muscular, e incluso un problema serio de la columna.

Desgarres musculares

Por lo general esto se presentan por exceso de sexo, se da más que todo en la ingle, espalda y  pantorrillas. La parte posterior del fémur también puede ser muy seriamente comprometida. El desgarre puede quedarse ahí, o convertirse en un rompimiento del ligamentos, todo depende de la intensidad con la que se maneje el encuentro.

Dolor en genitales

En los hombres los dolores pueden sentirse durante días, y generalmente es en el cuerpo completo del pene, esto depende de la erección, e incluso pueden llegar a perder la fuerza de la eyaculación debido a la pérdida de espermatozoides.  Al final podría terminar expulsando líquido prostático. En las damas puede aparecer irritación de la vagina.

Agotamiento físico

El sexo no deja de ser un ejercicio físico, por lo que si lo practicamos de forma recurrente puede llegara ser fatal, te va a generar cansancio y molestias musculares que no serán para nada agradables, dolores de espalda, musculares, que pueden ser un tanto molesta.

Irritación

Las mujeres se ven afectadas con esta cuando tienen una vida sexual muy activa la irritación de la vagina puede ser muy severa, e incluso esta puede dejar de ser lubricarse debido a una penetración en exceso. Lo mismo pasa con el pene pero en menor escala.

Deja un comentario