¿La sexualidad en los adolescentes aún es un tema tabú?

No todo en la vida se trata de trabajar o estudiar un master en administración, ya que documentarse con respecto a la sexualidad propia y la de los hijos suele ser de suma importancia sobretodo en la sociedad que nos desenvolvemos en la actualidad y ello debido a que dicho tema aún se presenta como un tabú para gran cantidad de personas alrededor del mundo.  

Para un número importante de padres hablar con sus hijos sobre sexualidad, les resulta una tarea en extremo complicada, siendo esta la razón por la que muchos lo convierten en un tema tabú, situación que a la larga puede perjudicar tanto la confianza como el aprendizaje de los adolescentes. La clave se encuentra en tratar el tema con mucha naturalidad y bastante libertad. 

Y es que la sexualidad no solo es hablar de ello, sino que va mucho más allá ya que esta se encuentra en todos los seres humanos, desde el mismo momento en que nacemos. El detalle que surge principalmente es que los adultos no terminan de aceptar el enfoque que deben darle los jóvenes con respecto a su sexualidad.

En el momento en que se encuentran las palabras sexualidad y adolescencia es cuando surge el dolor de cabeza de los padres y ello se debe a que la mayoría de adultos sólo tiene la tendencia a pensar en los riesgos a lo que conlleva una práctica inadecuada de la misma como por ejemplo: embarazos no deseados o enfermedades de transmisión sexual. Dicha manera de concebir la sexualidad, es un pensamiento instaurado por la sociedad actual, y que se encuentra en oportunidades marcado por ciertas ideas sobre la sexualidad que en realidad no son ciertas, por lo que logran confundir los conceptos. Un ejemplo de ello es que la mayoría de las personas tiende a relacionar la sexualidad directamente con el coito, y ello en realidad no necesariamente es así.  

Al llegar la pubertad, igual que el individuo, la sexualidad también crece y los cambios físicos se enfocan hacia a un interés creciente por el sexo y con ello a las relaciones que se estrechan lejos del vínculo familiar. Pero es que en realidad todo ello forma la nueva identidad del joven.

Gran parte de los adolescentes, encuentran un sinnúmero de información sobre sexo gracias a los medios de comunicación y el Internet. El hecho de prohibirles este acceso o afirmar querer imponerles que aún no son lo suficiente mayores para ello suele se un error ya que la sexualidad adolescente si existe, y con ella la maduración y la responsabilidad que deben adquirir los jóvenes en este sentido solo dependerá del apoyo que reciban de los adultos.

Es un deber que enfrentan los padres tratar este tema con suma libertad y naturalidad y sobretodo tratarlo desde que aun son pequeños ya que esta es la mejor manera de que los niños alcancen la suficiente confianza para preguntar cualquier inquietud o duda sientan sin verse coartados.

Deja un comentario