El poder del sexo como emprendimiento

Hay muchos temas que creemos hemos trascendido con el correr de los tiempos, pero cuando se trata de sexo, muchos aún tienen sus reservas y evaden de manera directa o esquiva tal situación de verse envueltos en un tema que no manejan o que simplemente sigue siendo tabú.  Cuando se trata del ser  humano, el sexo no puede estar separado de su cotidianidad y menos de los que resultan ser grandes emprendedores pues ese es su combustible. Es importante otorgarle la importancia a cada cosa que desempeñamos en nuestra vida, a los sentimientos, a las emociones y si estas son causadas por emprendimientos con más razón hay que darles el lugar que ameritan.

Está bastante claro que se debe creer con más vehemencia en las personas que en la tecnología o en los papeles, pero la naturaleza siempre nos marca la pauta y esa es la base para muchos de los emprendedores actuales.  Para un emprendedor no hay límites y el entorno, las personas,  la naturaleza misma siempre le está ofreciendo una simple idea con la que puede emprender lo que desee, incluso si posee algún tipo de conflicto de emociones con alguien que te lleva enganchado.  

El emprendedor entonces, debe echar mano del sentido común, y allí es donde entra el sexo.  La humanidad posee un instinto básico que es el de reproducirse para perpetuarse en las generaciones futuras. Y en ello se basa nuestra vida, en mantener relaciones hasta conseguir la ideal con la que podamos alcanzar nuestra meta.

Emprendimiento y sexo

De seguro aún te estás preguntando, qué relación tiene el sexo y el emprendimiento. Sencillo, aunque algunos lo refuten el amor y el sexo suelen ir acompañados para cumplir la finalidad descrita con anterioridad. Es decir, se consigue una pareja, Se tiene sexo para  procrear lo que será tu descendencia a la que amarás y cuidarás siempre, es tu creación, tu herencia.

Lo mismo ocurre con el emprendimiento, se tiene una idea que más que nada se desea desarrollar para que esta crezca, se desarrolle y genere valor útil para las personas, ¿Ahora si entiendes la comparación?  

Todo es un proceso

Dicho proceso de creación siempre será emotivo,  tanto para el de procrear como para el de crear. Si lo piensas de nuevo, emprender por el solo hecho de hacerlo, solo para ganar mercado, no tiene fundamentos, es un acto vacío y esta es una de las razones por la que un gran porcentaje de los emprendimientos están llamados al fracaso simplemente porque se emprende desde la razón,  sin involucrar las emociones, por eso no tienen vida.

Aquel emprendedor carente de pasión, que solo busca llenar su ego de alcanzar miles de business, conferencias no obtendrá nada con vida. Hay que arriesgarse, salir, idear, casarse con esa idea, con ese hijo para alcanzar más de lo que soñamos ahora. Existen muchas razones para hacer del emprendimiento el amor de tu vida, y no solo por lo que en sí significa amor, sino porque esa podría ser la piedra angular de tu futuro incluso, después de morir.

Todo involucra a las emociones y estas no pueden separarse, esto es, algo que han entendido afortunadamente los grandes emprendedores del pasado y es algo que deben entender los nuevos emprendedores.

Deja un comentario